Embellecimiento genital femenino

EMBELLECIMIENTO GENITAL FEMENINO

cirugia genital

La cirugía genital femenina permite mejorar la sensibilidad y la apariencia estética de los genitales femeninos. Con esta cirugía es posible corregir alteraciones en el aparato genital femenino que se presentan por diferentes causas.

La reconstrucción vaginal busca recuperar características propias de la juventud como la membrana himneal o la reducción del pubis o monte de Venus.

También corrige condiciones como la hipertrofia de labios mayores e hipoplastia de labios menores y mayores.

Múltiples causas pueden llevar a una mujer a consultar este tipo de cirugía, siendo el parto el motivo más frecuente.

Otro tipo de motivaciones pueden ser las de orden patológico. En estos casos, el rejuvenecimiento genital puede reajustar las estructuras que han sufrido daños, devolver la forma y mejorar la sensación en la relación sexual.

Blanqueamiento genital y anal 

El blanqueamiento anal y genital es la decoloración de la pigmentación oscura de la piel alrededor de la zona anal y genitales externos con propósitos estéticos.
Algunas de las causas por las que produce el oscurecimiento del área anal, o vulvar son:

  • - Desajustes hormonales.
  • - Ropa interior ajustada.
  • - Edad.
  • - Genética.
  • - Embarazos.
  • - Contacto con apósitos durante la menstruación.

En cuanto al tratamiento diferenciamos la terapia lumínica, los peelings químicos y la cosmética.
La terapia lumínica podrá ser no ablativa como los láser de Q switch o la luz intensa pulsada, o ablativa donde utilizamos los láseres fraccionados.
Los peelings, como por ejemplo los de acido mandélico, acido láctico etc., junto con cosmética despigmentante puede ser una buena alternativa y/o complemento al tratamiento por láser.
Mediante estos sistemas se alcanza un aclaramiento de la zona, devolviéndole los signos de juventud, armonía y belleza.

Clitoroplastia

La clitoroplastia es una intervención destinada a restaurar tanto el aspecto como la funcionalidad del clítoris.

La hipertrofia del clítoris es un problema que hace que se pierda el grado de estimulación sensitiva, genera malestar por el aspecto estético que presenta y, en algunos casos, incluso provoca molestias durante el coito.

Cuando el capuchón del clítoris sobresale de forma anormal y excesiva, se producen molestias tanto físicas como psíquicas, sobre todo porque estéticamente guarda semejanzas con el órgano sexual masculino, se le conoce como “micro-pene”.

Aunque la hipertrofia acostumbra a asociarse a casos de hermafroditismo, son muchos los motivos que pueden propiciarla:

  • Traumatismos post-parto.
  • Constitución genética.
  • Exceso de testosterona.
  • Ingesta frecuente de anabolizantes.
  • Trastornos endocrinos como la hiperplasia suprarrenal.

La clitoroplastia se realiza con anestesia local y sedación, es una intervención ambulatoria que dura de 45 a 60 minutos. A las 48 horas puede reanudarse la actividad normal.

Puede haber molestias y escozor durante los primeros días y es recomendable no utilizar ropa ceñida mientras persista el malestar. La zona puede presentar inflamación que desaparece a las 2 semanas aproximadamente.

Bioregeneración vaginal

El objetivo del tratamiento para rejuvenecer el tejido vaginal con PRP (plasma rico en plaquetas) es mejorar la respuesta sexual , disminuir la incontinencia leve por estrés y el aumento de la lubricación vaginal.

La sequedad vaginal es un problema que afecta a muchas mujeres debido a diversas situaciones aunque la más común viene producida por una disminución hormonal, muy característica en la época menopaúsica. Si los niveles de estrógenos disminuyen, el tejido vaginal se encoge y se vuelve más grueso, originando la tan temida resequedad e inflamación.

Algunas mujeres presentan este problema inmediatamente después del parto o mientras están amamantando, ya que los niveles de estrógenos están más bajos que lo habitual.

El origen de la sequedad vaginal también puede ser debida a una terapia hormonal de diversos tipos. Desde los anticonceptivos, hasta las distintas terapias médicas para tratar el cáncer de mama u otro tipo de patologías.

La vagina también puede resultar irritada por jabones, cremas o perfumes. El tabaquismo, los tampones y los preservativos también pueden causar o empeorar la sequedad vaginal, aunque en menor medida.

Los factores de crecimiento estimulan la regeneración del colágeno, la vascularización y la llegada de nutrientes necesarios para la reparación tisular, mejorando el tensado vaginal.

El tratamiento con PRP tiene los siguientes efectos:

  • Mayor excitación de la estimulación del clítoris
  • Piel más joven y suave alrededor de la vagina
  • Mayor facilidad en la apertura vaginal
  • Orgasmos más intensos
  • Orgasmos más frecuentes
  • Aumento del deseo sexual
  • Aumento de la capacidad de tener orgasmo vaginal
  • Disminución del dolor en mujeres con disparencia (coito doloroso)
  • Aumento de lubricación natural
  • Disminución de la incontinencia urinaria

La técnica del PRP es sencilla e indolora. Se aplica en primer lugar una crema anestésica en el interior de la mucosa vaginal. A continuación se extrae una muestra de sangre del paciente para obtener el suero rico en plaquetas (PRP). Seguidamente se inyecta la sustancia en las paredes de la vagina.

Después del proceso se podrá hacer vida normal, exceptuando el sexo y el deporte que deberán ser realizados 48h después del tratamiento.

Los efectos son inmediatos, aunque depende del problema, el numero de sesiones pueden ser entre 1 a tres como máximo al año y el efecto del tratamiento puede durar de 1 a 4 años.

Himenoplastia

La himenoplastia o restauración del himen es un procedimiento quirúrgico que repara y restituye la fina membrana que cubre la entrada de la vagina. Esta membrana está compuesta de tejido fibroso y elástico surcado por pequeños vasos. La causa que puede generar la ruptura del himen suele ser la actividad sexual aunque en algunas circunstancias inusuales se puede romper al poner un tampón, practicando deportes como ciclismo, equitación o gimnasia o incluso espontáneamente.

La himenoplastia o restauración del himen es un procedimiento quirúrgico que repara y restituye la fina membrana que cubre la entrada de la vagina. Esta membrana está compuesta de tejido fibroso y elástico surcado por pequeños vasos. La causa que puede generar la ruptura del himen suele ser la actividad sexual aunque en algunas circunstancias inusuales se puede romper al poner un tampón, practicando deportes como ciclismo, equitación o gimnasia o incluso espontáneamente.

Se trata de una intervención muy sencilla que requiere unos cuidados postoperatorios mínimos.

Se realiza de manera ambulatoria, bajo anestesia local y se lleva a cabo en una hora aproximadamente. Después de la operación, se recomienda reposo relativo de 24 horas.

Se puede presentar un poco de sangrado en las primeras 48 a 72 horas. Los hilos utilizados son reabsorbibles por lo que no es necesario retirarlos. El nivel de hematomas o inflamación es mínimo.

Cualquier tipo de cicatrices que puedan resultar son muy pequeñas y se vuelven imperceptibles con el paso del tiempo. Después se debe evitar cualquier tipo de actividad sexual o ejercicio intenso durante al menos un mes.

Implante vello púbico

El implante de vello púbico,surge como respuesta a la hipotricosis (falta de cabello parcial o total)en la zona púbica que muchas mujeres sufren.

El método que usamos es la técnica de implante de bulbos pilosos del propio paciente. Se extraen de la zona de las axilas o de las ingles o de la zona occipital de la nuca. Primero se rasura el pelo que vamos a trasplantar a una longitud de dos o tres milímetros.

Después se anestesia el pubis y la zona de extracción de los bulbos pilosos y a continuación se extraemos una franja del tejido rica en bulbos pilosos y se cierra con puntos, se separan los bulbos pilosos y se van implantando uno a uno en el orificio realizado previamente con un pequeño bisturí o mediante láser.

El implante seguirá la disposición y la dirección natural del vello. Este tratamiento se puede realizar tantas veces como sea necesario hasta alcanzar el objetivo deseado.

Labioplastia

La Labioplastia o reducción de labios mayores es una cirugía ambulatoria, por lo que la paciente vuelve a su domicilio el mismo día de la intervención. La intervención se realiza con anestesia local más sedación para mayor confort de la paciente.

Esta cirugía consiste en la eliminación de parte de la grasa y la reducción del tamaño de los labios mayores para lograr así una mayor armonía en las dimensiones de la vulva y conseguir una zona genital rejuvenecida y que no provoque malestar en la paciente, ni físico ni psicológico.

El postoperatorio de la labioplastia es poco molesto. La reincorporación al trabajo puede producirse al día siguiente, aunque es preferible hacer reposo durante las 24h siguientes a la cirugía. Los puntos caen solos en unas dos semanas y se pueden volver a reanudar las relaciones sexuales en un mes aproximadamente.

Lipoescultura de pubis o monte de venus

En algunas ocasiones la grasa que se acumula sobre la zona genital es excesiva y, además, no desaparece con la perdida de peso. Esto puede producir un desplazamiento anormal de la vagina hacia atrás confiriéndole un aspecto y una posición anómalas. En estos casos, la solución pasa por la reducción del tejido adiposo del monte de Venus o pubis.

La lipoescultura de pubis corrige el desplazamiento de la vagina y da un aspecto más juvenil de la región. La operación consiste en realizar una pequeña lipoescultura de la zona para eliminar el exceso de tejido adiposo. Este tipo de intervención es corta y puede durar de 30 minutos a una hora; se realiza bajo anestesia local más sedación.

Reducción labios menores

Los labios menores se sitúan internamente dentro de la vulva, protegidos por los labios mayores de los cuales no sobresalen.

Pero algunas mujeres tienen un crecimiento anómalo de los labios menores, por lo que éstos acaban sobresaliendo de los mayores causando así problemas funcionales, de higiene y estéticos.

La hipertrofia de los labios menores puede deberse a varios factores, sobre todo congénitos, aunque también puede presentarse por alteraciones hormonales en la pubertad, toma de medicaciones diversas, microtraumatismos en la zona provocados por algunos deportes, partos múltiples, etc.

Es muy habitual que esta hipertrofia sea molesta tanto durante las relaciones sexuales como en la higiene personal e íntima de las pacientes.

El tejido mucoso excesivo y localizado fuera de los labios mayores hace más difícil el aseo local e imponen una frecuencia mayor de higiene íntima. Los labios hipertróficos en contacto con las caras internas de los muslos son causa de lesión labial y humedad local.

Así mismo durante la menstruación los labios hipertróficos actúan como canales de transmisión de los fluidos fuera del área cubierta por las compresas, manchando las prendas íntimas y ropa exterior con las molestias que conlleva.

La cirugía que reduce los labios menores, llamada labioplastia reductora, se realiza con anestesia local y una leve sedación para que la paciente esté confortable durante la intervención. Es una cirugía corta y ambulatoria por lo que la pacientevuelve a su domicilio finalizada la misma.

El procedimiento precisa de unos mínimos puntos de sutura reabsorbibles, que se eliminan espontáneamente en 7-10 días. La recuperación cursa con una ligera inflamación que remite en 7 días. Es recomendable abstinencia sexual durante 30 días.